Header

Monday, 21 November 2011

Boy, I hear you across the sea

Ella se enreda el pelo distraída, y la magia brota al contacto con el viento. Se detiene, piensa, esboza una pequeña sonrisa. Cada trazo es suave. Cada curva es delicada. Y la naricilla, la naricilla es pequeña. 

Esto es lo que pasa cuando intentas ilustrar a John Coltrane, pero te lías te lías y terminas dibujándola a Ella, sumergiéndome en el buenhacer cubista de Picasso, el art nouveau de Alphonse Mucha y lo cartooniano de Hanna Barbera, ¡ahí es nada!

2 comments:

  1. ¡Increíble! ¡Aparezco en "El Cosmonauta que olvidó la mayonesa"! ¡Estoy que no quepo en mí! Yayyy!

    Yo estoy encantada con mi fantástica magia rondándome las sienes, y sonrío ante todas las posibilidades que te traen esa creatividad, ya sean bonitas casualidades, un destino radiante, átomos bailando jazz o cualquier dios maldiciendo y señalándonos desde su butaca roja con un whiskey on the rocks. No nos olvidemos de tus conexiones neuronales ya preciosas de por sí.

    Lo mejor de todo es que nadie nunca me dibujará mejor. ¡Gracias gracias gracias gracias rizoso!

    LOVE YOU TONS OF PLANETS!

    Yours always,

    Guía.

    ReplyDelete
  2. Ah, pero permitidme que yo recuerde en este momento el "Oleo de una mujer con sombrero", de Silvio Rodríguez, inspirado en un cuadro del viejo Chagall, aunque la cosmonáutica ilustración sea sin sombrero, porque el espíritu es el mismo.

    Salamanca, primavera de 1985, y uno ahí preparando los exámenes de junio de 2º de Filología con Silvio Rodríguez de telón de fondo. Uno, claro, se sentía moralmente obligado a aprobar, porque si con todo eso no era capaz de sar un 5 en Literatura Medieval, es porque definitivamente mi nave espacial andaba algo descarriada.

    ¡Qué cerca de nosotros está la belleza!

    fyneax

    ReplyDelete